Salud de los hombres

Infecciones por TORCH y embarazo.

Pin
Send
Share
Send
Send


Las infecciones por TORCH son un grupo de enfermedades infecciosas que representan un peligro particular para el feto o el recién nacido. Vicios incompatibles con la vida, trastornos graves del desarrollo, muerte fetal o aborto involuntario: esta es solo una pequeña lista de posibles problemas. Las tácticas para identificar cualquiera de estas infecciones dependerán de la etapa de la enfermedad, la duración del embarazo y los resultados del examen.

¿Qué es la infección por TORCH?

La abreviatura TORCH (que dice "sobresalir") significa tales estados:

  • T - toxoplasmosis - infección por toxoplasma,
  • O - otras - otras infecciones: hepatitis viral, sífilis, clamidia, etc.
  • R - rubéola - rubéola,
  • C - citomegalia - infección por citomegalovirus,
  • H - herpes - herpes del 1er y 2do tipo.

Todas estas infecciones se encuentran en personas de cualquier género y edad, pero son más peligrosas para las mujeres embarazadas. La identificación de cualquier enfermedad de la lista amenaza la infección intrauterina del feto y el desarrollo de complicaciones:

  • defectos congénitos, incluidos los incompatibles con la vida o que causan discapacidad,
  • retraso del crecimiento intrauterino,
  • Trastornos graves del desarrollo después del nacimiento.
  • muerte fetal en cualquier etapa del embarazo
  • aborto involuntario
  • parto prematuro

La detección oportuna de la patología le permite tomar las medidas necesarias y reducir el riesgo de complicaciones graves.

Indicaciones para el examen de infección por TORCH

Todas las mujeres embarazadas realizan un análisis de sangre para detectar la infección por TORCH:

  • En la primera aparición al médico (recomendado hasta 12 semanas).
  • Por un período de 30 semanas.

Las tácticas pueden revisarse cuando se identifican anomalías o en presencia de factores de riesgo de infección.

Una mujer embarazada puede negarse a realizar cualquier prueba de diagnóstico, incluida la definición de infecciones por TORCH. Es importante comprender que, en este caso, toda la responsabilidad por posibles problemas recae en el paciente.

Circuito diagnostico

Reglas para la detección de infecciones por TORCH:

  1. Se toma un análisis de sangre de una vena.
  2. La sangre se administra con el estómago vacío o 4 horas después de una comida.
  3. Antes del examen, puede beber agua limpia no carbonatada.
  4. No se recomienda fumar 30 minutos antes de la donación de sangre.

El material recogido se envía para su investigación al laboratorio. Con la ayuda de sistemas de prueba especiales, se detectan anticuerpos en los marcadores específicos de la sangre que indican infección. Es costumbre distinguir dos clases de anticuerpos:

  • Las inmunoglobulinas M (IgM) se determinan durante la infección aguda o en caso de exacerbación de la patología crónica.
  • Las inmunoglobulinas G (IgG) se detectan solo después de la infección.

La evaluación de los resultados es realizada por un médico. Para una correcta interpretación es importante tener en cuenta no solo las inmunoglobulinas identificadas, sino también su número, así como la proporción.

Hay varios escenarios posibles:

  1. Sin IgM e IgG. La mujer es seronegativa. Ella nunca se ha encontrado con una infección. Su cuerpo no tiene anticuerpos protectores contra la enfermedad. Por un lado, esto es bueno: ahora no hay peligro para el feto. Por otro lado, la infección puede ocurrir en cualquier momento. La infección primaria durante el embarazo es la más peligrosa y enfrenta serios problemas.
  2. Hay IgM, no hay IgG. Infección fresca Hay una fase aguda de inflamación. Los anticuerpos protectores acaban de comenzar a producirse. Se requiere tratamiento.
  3. Hay una IgM, hay una IgG. Reinfección o exacerbación de la patología existente. Los anticuerpos protectores ya han comenzado su trabajo. Mostrando examen y tratamiento.
  4. Sin IgM, hay una IgG. La infección se produjo hace mucho tiempo. No se observa exacerbación o reinfección. No hay peligro para la mujer y el feto.

La última opción es más favorable para una mujer embarazada. Él dice que la infección se transfirió previamente (o se vacunó), y el cuerpo ha desarrollado anticuerpos protectores específicos. Debido a la presencia de anticuerpos, la futura madre y su bebé no corren el riesgo de una infección peligrosa.

Es importante La interpretación de los resultados se debe realizar junto con otra información obtenida durante los procedimientos de diagnóstico.

En la detección de anticuerpos de una investigación de clase M se repite en 2-4 semanas. Es necesario evaluar el crecimiento de anticuerpos a lo largo del tiempo. La disminución en el número de IgG y el crecimiento de IgG es un signo favorable y sugiere que el cuerpo está combatiendo activamente la enfermedad.

Para evaluar el estado del feto se lleva a cabo:

  • Ultrasonido (se presta atención al estado de los órganos internos y del sistema nervioso, líquido amniótico, placenta). Le permite identificar malformaciones fetales en el primer trimestre. En términos tardíos, el polihidramnios y la insuficiencia placentaria hablan a favor de la infección intrauterina.
  • Dopplerometría para evaluar el flujo sanguíneo en el útero, la placenta y el cordón umbilical.
  • CTG para evaluar el latido cardíaco fetal e identificar signos de hipoxia.
  • Amniocentesis - ingesta de líquido amniótico.
  • Cordocentesis - extracción de sangre del cordón umbilical.

Los dos últimos métodos son invasivos y se llevan a cabo de acuerdo con indicaciones estrictas.

Infección por T (toxoplasmosis) toxoplasma

Patógeno: Toxoplasma gondii.

Según las estadísticas, la mitad de la población mundial está infectada con este parásito. En algunos países, la infección alcanza el 95%. La fuente del parásito son más de 180 especies de animales, incluidos los gatos domésticos. La vía de infección es fecal-oral. Una persona enferma no es peligrosa para otros y no es contagiosa.

  • En la mayoría de las personas, la infección toxoplásmica es asintomática y sale a la luz después del hecho.
  • El peligro de la toxoplasmosis es solo para mujeres embarazadas y personas con inmunidad reducida.
  • El parásito es resistente a los antibióticos. Esto explica la complejidad del tratamiento de la enfermedad. Para eliminar los quistes de Toxoplasma del cuerpo es casi imposible.

  • Temperatura corporal de bajo grado (hasta 37.5 grados),
  • dolor de cabeza
  • debilidad general
  • dolor muscular y articular
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.

Con un curso severo en el fondo de la inmunodeficiencia, aparece una erupción en la piel. Posible daño cerebral.

  • aborto involuntario en las primeras etapas,
  • embarazo regresivo
  • parto prematuro

Las consecuencias para el feto dependerán de la duración de la infección. Cuando se infecta en el primer trimestre, hay malformaciones graves:

  • anencefalia - la ausencia de los grandes hemisferios del cerebro,
  • microcefalia: reducción del tamaño del cerebro,
  • hidrocefalia: acumulación de líquido en los ventrículos del cerebro y aumento de la presión intracraneal,
  • malformaciones del ojo hasta anoftalmia (ausencia del globo ocular),
  • Malformaciones del hígado, riñones y otros órganos internos.

En el segundo trimestre, la probabilidad de formación de defectos permanece, pero, por regla general, son compatibles con la vida. Cuando se infecta después de 18 semanas, ocurren las siguientes condiciones:

  • anemia severa
  • hígado y bazo agrandados,
  • Deterioro del desarrollo cerebral.

En el tercer trimestre, la infección conduce a la formación de toxoplasmosis congénita. La probabilidad de muerte fetal es alta. A menudo hay la muerte de un niño en el parto. Los niños que sobreviven obtienen plenamente todos los síntomas de la patología:

  • temperatura corporal alta
  • La aparición de lesiones en la piel.
  • hígado y bazo agrandados,
  • ictericia
  • síndrome convulsivo.

Incluso con una terapia adecuada, la recuperación completa ocurre extremadamente raramente. En los niños sobrevivientes, hay un retraso en el desarrollo físico y mental. Patología severa revelada de órganos internos.

  • Si identifica malformaciones graves durante hasta 22 semanas, se muestra un aborto.
  • Se prescribe terapia antibacteriana si las mujeres desean salvar al niño. Se utilizaron fondos del grupo de macrólidos y sulfonamidas, a partir del segundo trimestre. El curso de tratamiento es de 4 semanas o más.
  • En el contexto de la terapia antibacteriana, el ácido fólico está indicado en una dosis de hasta 5 g (para prevenir complicaciones de la médula ósea).
  • Después de dar a luz, un niño es examinado para una infección por Toxoplasma. Según las indicaciones prescritas con antibióticos.

O (otras) otras infecciones

La lista incluye los siguientes estados:

  • hepatitis B,
  • hepatitis C,
  • listeriosis
  • clamidia
  • infección gonocócica
  • la sífilis
  • Infeccion por VIH

Los síntomas dependerán del patógeno identificado.

Las consecuencias para el feto están determinadas por la enfermedad específica:

  • Hepatitis viral rara vez se transmite al feto en las primeras etapas, por lo tanto, casi no conducen a malformaciones congénitas. Posible infección en el tercer trimestre con el desarrollo de patología crónica en el feto. En la mayoría de los casos, la infección del niño ocurre en el parto.
  • Listeriosis. La infección intrauterina conduce a la formación de granulomas específicos en los órganos internos en violación de su función. Afecta principalmente a los pulmones, hígado, bazo, sistema nervioso. La infección durante el embarazo lleva al nacimiento de un bebé prematuro o muerto que muere dentro de las dos semanas. Cuando se infecta durante el parto, se produce listeriosis en el recién nacido, una condición peligrosa con alta mortalidad.
  • Clamidia. En las primeras etapas de la infección conduce a un aborto espontáneo, en este último amenaza con el nacimiento prematuro. Hay un retraso en el desarrollo del feto. Cuando se infecta durante el parto conduce al desarrollo de rinitis, conjuntivitis y neumonía en el recién nacido.
  • Infección gonocócica. En las primeras etapas causa graves malformaciones y muerte del embrión. En la segunda mitad del embarazo, la infección lleva a una infección fetal y al parto prematuro. La gonorrea en un recién nacido a menudo termina con sepsis.
  • La sífilis. Los síntomas clínicos raramente ocurren durante el embarazo. Los síntomas de la sífilis congénita se identifican después del parto. Se observan enfermedades de los huesos y articulaciones, erupción cutánea, fiebre. Daños adicionales al sistema nervioso, problemas de visión y audición.
  • Infeccion por VIH. La infección se produce principalmente en el parto. Los niños infectados por el VIH desarrollan SIDA.

Los métodos de tratamiento dependerán de la patología identificada, su gravedad y la duración del embarazo. La formación de defectos incompatibles con la vida es una indicación de aborto.

R (rubéola) rubéola

Patógeno: virus de la rubéola.

Se transmite de persona a persona por gotitas en el aire. La fuente de infección es una persona enferma durante dos días por la aparición de una erupción en la piel. La susceptibilidad al virus es extremadamente alta, y una mujer embarazada no vacunada tiene todas las posibilidades de infectarse con esta peligrosa enfermedad.

La vacunación es la mejor medida de prevención de la rubéola. La vacunación está incluida en el calendario nacional y se administra a todos los niños a tiempo. Si una mujer no fue vacunada y no tuvo rubéola en la infancia, debe vacunarse antes de planificar un embarazo.

  • Signos de infección viral aguda: fiebre moderada, secreción nasal, tos.
  • La aparición de erupción después de 24-48 horas a partir de los primeros síntomas de la enfermedad. La erupción está representada por pequeñas manchas rojas brillantes en todo el cuerpo (principalmente en las superficies extensoras de los brazos y piernas, alrededor de las articulaciones).

Consecuencias para el feto:

  • Si está infectado con el virus de la rubéola por hasta 12 semanas, el embarazo generalmente termina por sí solo. Se forman defectos pesados ​​que son incompatibles con la vida.
  • La infección en el trimestre II y III conduce al desarrollo de defectos cardíacos, órganos de visión y sordera. No se excluyen los daños a la piel y al sistema nervioso del feto.

La detección de malformaciones graves del feto por hasta 22 semanas es una indicación de un aborto artificial.

No se realiza tratamiento específico. Con el desarrollo de complicaciones en el embarazo, se ha demostrado su corrección: preservación de la terapia, restauración del flujo sanguíneo uteroplacentario, etc.

Infección por citomegalovirus C (citomegalia)

Patógeno: citomegalovirus (CMV).

Transmitido por vía aérea, fecal-oral y parenteral. Guardado en la sangre en forma latente de por vida. Se activa con una disminución de la inmunidad.

En la mayoría de los casos, el curso de la infección por CMV es asintomático. Tal vez la aparición de tales signos:

  • Aumento moderado de la temperatura corporal a números subfebriles.
  • ganglios linfáticos cervicales agrandados
  • coriza leve y tos,
  • Bazo e hígado agrandados.

Consecuencias para el feto:

  • En el primer trimestre, la infección conduce a un aborto espontáneo. Se observa el desarrollo de malformaciones severas: microcefalia e hidrocefalia, daño a los ojos y tracto digestivo.
  • En el segundo trimestre, la infección lleva a un retraso en el desarrollo del feto. Causa ictericia prolongada de los recién nacidos.
  • En el trimestre III, la infección está acompañada por el desarrollo de infección por citomegalovirus intrauterino. Después del nacimiento, un aumento en el hígado y el bazo, la aparición de ictericia, erupción hemorrágica en la piel. Posible anemia progresiva y hemorragia. La infección congénita puede provocar daños en el sistema nervioso y retrasar el desarrollo del niño.

  • Inmunoestimulantes para mantener la reactividad general del cuerpo.
  • La inmunoglobulina humana por vía intravenosa tres veces durante el embarazo se administra en la infección inicial y la reactivación de la enfermedad latente.

Herpes (herpes)

Patógeno: virus del herpes simple (VHS) tipo 1 y 2.

Las formas de transmisión y las características de la infección son similares a la infección por CMV.

  • La aparición de burbujas agrupadas con contenido transparente. Localización de lesiones - labios mucosos, genitales. Unos días después, las burbujas estallan, en su lugar hay úlceras que se cubren con una costra y desaparecen sin dejar rastro.
  • En la mayoría de los casos, la condición general de la mujer no sufre. En la infección primaria puede aumentar la temperatura corporal.

Consecuencias para el feto:

  • El herpes labial no es peligroso para el niño y no afecta el curso del embarazo.
  • En caso de herpes genital, es posible la infección de un niño en el parto con el desarrollo de todos los síntomas clínicos de la enfermedad. En las primeras etapas es posible la formación de defectos graves.

Régimen de tratamiento: medicamentos antivirales desde las primeras etapas. Adicionalmente, se pueden prescribir inmunomoduladores.

El nacimiento de la infección TORCH identificada se lleva a cabo a través del canal de parto, si no hay riesgo de infectar al niño. De lo contrario, se muestra una cesárea. El método de entrega se determina después de un examen completo y se puede revisar en el curso del tratamiento.

¿Cuáles son los peligros de la infección por TORCH?

Afortunadamente, las infecciones por TORCH durante el embarazo son bastante raras hoy en día, pero esto se debe a medidas preventivas bien organizadas, y no porque sean raras. La probabilidad de contraer cualquiera de estas enfermedades es práctica para cualquier mujer, por lo que es importante identificar la falta de inmunidad contra ellas a tiempo y tomar todas las medidas necesarias para eliminar la posibilidad de infección y su impacto negativo en el feto.

Los efectos de las infecciones por TORCH son generalmente similares entre sí, pero difieren mucho dependiendo de la duración del embarazo en que ocurrió la infección. Si una mujer se infecta con una de estas infecciones en la concepción o en las primeras dos semanas después de la fecundación del óvulo, no se puede evitar la muerte del embrión. En la mayoría de los casos, la mujer ni siquiera sabe que el embarazo estaba presente. Mantener un embarazo así no tiene sentido, ya que el feto tendrá defectos muy significativos.

El resultado de una infección por TORCH que se desarrolla durante un período de 2 a 12 semanas es casi idéntico, en la mayoría de los casos el feto muere y se produce un aborto espontáneo. Si se lleva a cabo una terapia de preservación, existe la posibilidad de llevar al niño, pero con defectos muy significativos en el desarrollo de los órganos internos. Si la infección ocurre entre las 12 y las 25 semanas, el feto puede desarrollar enfermedades inflamatorias de los órganos internos y causar sus deformidades, que a menudo se denominan defectos falsos. A menudo estos niños tienen retrasos en el desarrollo.

Si una mujer se infecta después de 26 semanas, la probabilidad de desarrollar un parto prematuro es muy alta. Los niños nacidos, como regla, tienen síntomas neurológicos de gravedad del cuadro y otros problemas de salud. Para tener una idea de qué es la infección de TORCH y cómo evitarla, considere la más peligrosa de ellas con más detalle.

Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad muy común. Según las estadísticas, están enfermos con un tercio de la población de nuestro planeta. Pero en la práctica, en nuestro país, casi todos los adultos muestran inmunidad a la toxoplasmosis, lo que significa que se han encontrado con esta enfermedad e incluso han tenido una enfermedad leve. Lo más probable es que esto se deba a la tradición de mantener a los gatos domésticos. Que los gatos son portadores de toxoplasma, que causa la enfermedad.

El toxoplasma se desarrolla en el cuerpo de los gatos y se transmite a los humanos, la mayoría de las veces con las manos sucias. En condiciones normales de salud, una persona es portadora de la enfermedad sin ningún síntoma y desarrolla una inmunidad de por vida. El peligro de esta enfermedad es solo para mujeres embarazadas en las primeras 12 semanas, cuando la placenta aún no se ha formado.

En el primer trimestre, el Toxoplasma puede afectar los inicios del cerebro, el hígado, el bazo y los ojos del feto, lo que lleva a su discapacidad adicional.. La infección durante largos períodos de embarazo reduce la probabilidad de desarrollo de deformidades, pero no se excluye por completo. Si el análisis de la infección por TORCH durante el embarazo no revela inmunidad al toxoplasma, es necesario minimizar el contacto con cualquier animal, especialmente los gatos, lavar las frutas y verduras con mucho cuidado y someter la carne a un tratamiento de calor fuerte.

Rubéola: una enfermedad que muchos consideran una enfermedad infantil simple, puede ser una oración para un bebé por nacer si una mujer embarazada se infecta. En la infancia, la rubéola generalmente se produce sin complicaciones, especialmente si todas las vacunas se hacen por edad. La enfermedad trae inmunidad de por vida, así como la vacunación adecuada.

Si una mujer embarazada se infecta con rubéola en el primer trimestre, puede causar daños severos en el corazón, el tejido nervioso, la audición y la visión. En el segundo y tercer trimestre, el virus ya no es tan peligroso, pero la enfermedad transferida conduce a un retraso en el crecimiento y desarrollo físico de un niño. Cuando se infecta en las primeras etapas se suele recomendar el aborto, si no se produce de forma espontánea. En el segundo y tercer trimestres, el embarazo se preserva más a menudo, pero se da un tratamiento especial. Si una mujer se infecta al final del embarazo, existe la posibilidad de tener un hijo con signos clínicos de rubéola.

Es recomendable pasar una prueba para detectar anticuerpos contra la rubéola en la etapa de planificación del embarazo y, si no se encuentran, vacunar.. Aproximadamente dos meses después de la vacunación, una mujer puede planificar un embarazo sin temor por la salud de su bebé.

Infección por citomegalovirus

La infección por citomegalovirus, como su nombre lo indica, es una enfermedad viral, pero el tratamiento de esta enfermedad con medicamentos antivirales es posible. Este virus se transmite a través de la sangre, el contacto sexual y la leche materna. La mayoría de las personas son portadoras de ella, pero con inmunidad normal, no se manifiesta y no causa incomodidad.. Esta enfermedad es peligrosa solo para personas con un sistema inmunológico debilitado y para mujeres embarazadas.

El feto se puede infectar, tanto en el útero a través de la placenta y las membranas fetales, como durante el paso por el canal de parto y durante la lactancia. La infección por citomegalovirus durante el embarazo es una indicación directa para un aborto con pieza, ya que el daño que le causa al feto es demasiado peligroso. El cerebro y el sistema nervioso central son los más afectados. También a menudo agrandado el hígado y el bazo. Los niños nacidos generalmente son sordos, ciegos o están muy atrasados ​​en su desarrollo.

Es mejor realizar pruebas de citomegalovirus antes del embarazo, ya que ayudará a identificar el riesgo y tratará de eliminar la posibilidad de infección durante el embarazo. Llevar citomegalovirus no es peligroso, incluso si el niño se infecta, generalmente se vuelve tan pasivo como sus padres y la mayoría de las personas. Además, existe una terapia antiviral especial que ayuda a reducir significativamente los efectos de esta enfermedad.

Todo el mundo sabe que el herpes también está incluido en la lista de infecciones por TORCH. Esto se debe al hecho de que la infección con herpes durante el embarazo es muy peligrosa para el feto. Hay dos tipos de herpes simple: el primero aparece como una erupción en los labios, el segundo en los genitales. El herpes del primer tipo es menos peligroso, pero también puede llevar a consecuencias desagradables.

Si una mujer es portadora pasiva de herpes o sufre de herpes recurrente, el niño recibe sus anticuerpos y esta situación es óptima.. Lo peor de todo, si una mujer se infecta durante el embarazo, especialmente en el primer trimestre. Es justo decir que la mayoría de la población adulta es portadora de ambas formas de herpes simple, pero a veces la infección puede evitarse y luego se convierte en un problema durante el embarazo.

Si la infección por herpes ocurre en el primer trimestre del embarazo, el riesgo de aborto espontáneo aumenta considerablemente. No se recomienda mantener la terapia en tal situación, ya que la probabilidad de tener un hijo con un daño grave en el sistema nervioso y el cerebro es alta. La infección incluso en el tercer trimestre aumenta significativamente el riesgo de muerte fetal o parto con daño cerebral grave.

En el caso de recurrencia del herpes del segundo tipo inmediatamente antes del parto, existe la posibilidad de parto por cesárea. Aunque el tratamiento con aciclovir y la desinfección del canal de parto inmediatamente antes del parto se practica con mayor frecuencia, lo que permite dar a luz de forma natural.

¿Cómo se desencripta el complejo TORCH?

TORCH-complex recibió este nombre, basado en los nombres de las infecciones.

  • To - toxoplasmosis,
  • R - rubéola,
  • C-citomegalovirus,
  • H - herpes.

El virus del herpes incluye varios tipos. En preparación para el embarazo, una mujer analiza el herpes simple tipo I y II.

Es importante saber que las infecciones por TORCH, a pesar de la opinión generalmente aceptada, no se consideran clamidia. El análisis en ellos, así como en otras infecciones que pueden causar una infección intrauterina del niño, el médico debe prescribir por separado. A menudo, estas infecciones se refieren a la letra O en la abreviatura TORCH, ya que "otras" se traduce del inglés como otras. Esta carta incluye hepatitis, listeriosis, sífilis, VIH, enterovirus y varicela.

Todos estos virus y bacterias atacan los organismos de muchas personas, pero el término TORCH se aplica solo a las mujeres en la posición, a sus bebés. Un grupo de estas infecciones causa anomalías congénitas del feto y puede causar la muerte fetal y el nacimiento de un bebé muerto. Las infecciones por TORCH provocan sensaciones dolorosas insignificantes en las futuras mamás y pueden incluso pasar desapercibidas. Sin embargo, esto resulta en una infección del feto, lo que conduce a complicaciones graves, especialmente si la infección comenzó en el primer trimestre del nacimiento del bebé. Durante este período, la formación de todos los sistemas y órganos del niño tiene lugar, y la influencia de los factores patógenos en ellos es muy notable.

¿Cómo se realiza el análisis?

Para evaluar estas infecciones, una mujer debe donar sangre de una vena. El análisis realizado con el estómago vacío, además de la última comida, no debe incluir alimentos grasos. En la sangre, se detectan anticuerpos contra estas enfermedades, es decir, inmunoglobulinas, que tienen la designación "Ig". Se componen de cinco clases, pero para la determinación de infecciones por TORCH, solo dos de ellas se analizan (IgM e IgG).

La mayoría de los laboratorios recomiendan pasar este análisis en un complejo, pero puede detectar selectivamente la presencia de anticuerpos. También hay un análisis cualitativo y cuantitativo. Por supuesto, lo cuantitativo será el más óptimo, ya que le permitirá aprender más información para interpretar los resultados.

Los anticuerpos de clase M sugieren que recientemente se ha producido una infección y que la enfermedad se encuentra en una etapa aguda. Los anticuerpos de clase G se forman en el cuerpo algún tiempo después de la infección y son "inmunes" a una enfermedad en particular, lo que indica que una vez se transfirió. En algunos casos, cuando se necesita información sobre cuándo fue exactamente la infección, el médico puede prescribir otra prueba para determinar la avidez de la IgG, que muestra cuándo el cuerpo comenzó a producir estos anticuerpos.

Decodificación de los resultados del análisis de infección por TORCH.

El resultado del análisis se interpreta en función del hecho de que, cuando se lleva a un bebé, la infección primaria de una mujer es peligrosa. Si una mujer ha enfrentado antes los patógenos de estas infecciones, entonces la infección primaria ya no da miedo.

Si los resultados contienen anticuerpos de la clase G y la clase M no, entonces puede planificar la concepción de manera segura. El cuerpo ya ha sufrido una enfermedad, ha desarrollado inmunidad, por lo que ni la futura madre ni el bebé están en peligro.

Si no hay IgG o IgM en la sangre, hay una alta probabilidad de "familiarizarse" con la infección durante el período en que nace el bebé. Los expertos recomiendan de vez en cuando monitorear la aparición de anticuerpos, y para determinar el embarazo, debe hacer otro análisis de inmediato sobre la infección por TORCH.

Si se encuentran inmunoglobulinas de clase M en la sangre, esto sugiere que el cuerpo se ha infectado recientemente. Sobre el período de infección, puede hablar sobre el número de anticuerpos IgG. Si aún no se han formado, significa que no ha pasado mucho tiempo desde el momento de la infección. Las enfermedades como la toxoplasmosis, el herpes y el citomegalovirus pueden no manifestarse en absoluto o pueden ocurrir con los mismos síntomas que con un resfriado común, por esta razón, una mujer suele aprender acerca de las infecciones por TORCH solo después del análisis. Planear un embarazo es posible solo después de la recuperación completa.

Ahora hablemos de cada una de las infecciones con más detalle, así como de cómo afectan al cuerpo de una mujer en la posición, así como a su bebé.

Citomegalovirus (video)

Esta enfermedad fue descubierta sólo en el siglo XX. Se transmite sexualmente, a través de la sangre, mientras amamanta a un bebé. El efecto del CMV en el cuerpo humano depende del estado de su sistema inmunológico. Si se debilita, el citomegalovirus se "despierta" y comienza a atacar muchos sistemas y órganos. Los anticuerpos contra esta enfermedad se forman inmediatamente después de la recuperación, por lo que no se produce una reinfección.

Durante el embarazo, el CMV causa un gran daño al feto. La infección del bebé puede ocurrir no solo por la propia madre, a través de la placenta y las membranas fetales, sino también por el padre al momento de la concepción, ya que este virus también puede estar contenido en el esperma. Además, la infección es posible durante el parto. La infección intrauterina está plagada de que el feto no sobreviva, o el bebé nacerá con esta enfermedad. Al mismo tiempo, puede experimentar hepatitis, neumonía, malformaciones congénitas, hidropesía del cerebro, defectos cardíacos, ictericia. Además, el bebé puede ser identificado sordera, debilidad muscular, epilepsia, retraso mental. Es por eso que esta enfermedad es un indicador para realizar un aborto artificial.

Muchos médicos argumentan que el herpes no es una enfermedad, sino un grupo de enfermedades que son de naturaleza viral e infecciosa.

El herpes se puede infectar sexualmente, así como gotitas en el aire. La misma enfermedad pasa al feto y de la madre enferma a través de la placenta.

Cuando se produce una infección en los seres humanos, se producen anticuerpos en el cuerpo, que amortiguan aún más el desarrollo del virus, y la manifestación de la enfermedad comienza cuando la inmunidad se debilita. Si una mujer contrajo herpes antes de concebir un bebé, los anticuerpos y el virus pasan al bebé a través de la sangre, pero en la mayoría de los casos no existe ningún riesgo para la salud del niño.

Informacion importante Si, durante el período en que nació el bebé, la mujer se convirtió en la primera en infectarse con herpes (especialmente en el primer trimestre), el embarazo podría terminar en una muerte fetal. Si el herpes se encuentra en el segundo o tercer trimestre de tener un bebé, es probable que el niño nazca con patologías como enfermedades cardíacas, daño retiniano, microcefalia, etc.

La infección puede ocurrir durante el parto, cuando el bebé pasa por el canal de parto de la madre enferma. Por lo tanto, cuando se detecta este virus, los médicos prescriben una cesárea.

El análisis de las infecciones por TORCH debe realizarse antes de la concepción planificada, así como durante el embarazo. Si no se encuentra una inmunoglobulina de clase G en la sangre de una mujer embarazada, ella debe tener especial cuidado y hacer todo lo necesario para prevenir una infección.

Conclusión

Tan pronto como una pareja casada decida concebir un bebé, debe comprender la responsabilidad total de esta decisión. Por eso es necesario prepararse seriamente para el embarazo para que el proceso de llevar a un bebé sea fácil y el bebé nazca sano y sin desviaciones.

En la primera visita al médico, a una mujer se le prescribe un análisis para identificar infecciones por TORCH, que incluyen herpes, rubéola, infección por citomegalovirus y toxoplasmosis. Por sí mismas, estas enfermedades no son peligrosas y proceden a la perfección. Sin embargo, la situación cambia durante la infección inicial durante el embarazo. Cada una de estas enfermedades es peligrosa para la salud del futuro bebé, porque la infección suele estar en el útero y se transmite al bebé desde la madre enferma a través de la placenta, la sangre y el canal del parto. Si la infección ocurrió en el primer trimestre del nacimiento de un bebé, los médicos recomiendan el aborto. Si el bebé se infecta en el segundo o tercer trimestre, puede desarrollar anomalías congénitas, deformidades y otras enfermedades que amenazan la vida.

Es por esta razón que el primer análisis debe pasarse antes del embarazo y el segundo ya cuando se lleva un bebé. Si las inmunoglobulinas de clase G se encuentran en la sangre y la clase M no, el embarazo no está amenazado. Si los anticuerpos de cualquiera de las clases no están en la sangre, entonces la mujer debe estar muy atenta a su salud y tomar todo para no infectarse con estas enfermedades peligrosas.

Mira el video: Dr Enrique Orchansky - infecciones perinatales ToRCH (Mayo 2022).

Pin
Send
Share
Send
Send